El período de lactancia es un tiempo de unión entre madre y bebé, por lo que es sumamente importante que la mujer se alimente bien, ya que la leche materna es muy nutritiva y contiene todas las vitaminas y minerales que el bebé necesita durante sus primeros 6 meses de vida. En consecuencia, a esto, el requerimiento de nutrientes, así como el gasto calórico de la madre aumenta y es necesaria una alimentación completa y balanceada.

Los estudios han estimado que la lactancia materna aumenta las necesidades calóricas maternas en aproximadamente 500 calorías por día. Debido a los cambios hormonales en el que está sometido el cuerpo de la madre, se desencadena un mayor apetito y está más propenso a retener grasa corporal durante los primeros 3 meses de lactancia.

Es muy importante no restringir la ingesta calórica, ya que los nutrientes se transfieren a la leche materna, por lo tanto, la variedad de alimentos es importante. Algunos alimentos nutritivos que se deben comer mientras se amanta son:

• Mariscos: pescado, salmón, algas, sardinas.
• Carnes: res, cerdo, cordero e hígado.
• Frutas y vegetales.
• Frutos secos y semillas: almendras, nueces, semillas de chía y cáñamo.

Sin embargo, durante los primeros meses de lactancia es mejor eliminar ciertos alimentos si interaccionan negativamente sobre el bebé, produciendo gases o alguna alergia. Por ejemplo:
• Vegetales: cebolla, ajo, brócoli, coliflor, col de Bruselas, lechuga, pepino.
• Leche de vaca y sus derivados como el queso, yogurt y mantequilla.
• Frutas cítricas: limón, kiwi, naranja, mandarina, fresas.
• Leguminosas: frijoles, garbanzos, lentejas
• Huevo, trigo o maní solamente si hay alergia.

El agua no debe de faltar, como mínimo dos litros al día, ya que es esencial para la fabricación de la leche materna. Si la orina tiene un color oscuro o huele más fuerte de lo normal es señal de que está haciendo falta un adecuado consumo de agua.

Una pregunta muy común que realizan las mamás en periodo de lactancia es por la cafeína, aproximadamente el 1% de la cantidad total de cafeína que consume la madre pasa a la leche materna. Aunque es una cantidad pequeña los bebés no pueden procesar la cafeína tan rápido como los adultos, en el cuerpo de los bebés durante entre 65 a 130 horas. Sin embargo, las madres que amamantan pueden consumir de forma segura hasta 300 mg de cafeína por día lo que equivale de dos a tres tazas de café. Según la investigación actual, este es un consumo que no causa daño a los bebés.

En conclusión, la madre en periodo de lactancia necesita una mayor cantidad de nutrientes, así como de calorías, si esto no está presente, puede afectar de forma negativa la calidad de la leche materna y puede ser malo para la salud de la madre y su hijo.

Redactado por:Dra. Ariana Zúñiga Pepper,
Nutricionista de la Red Médica MediSmart.

Bibliografía:

• Berlin CM Jr at all (1984). Disposition of diatary caffeine in milk, saliva and plasma of lactating woman.
• Bjarnadottir, Ms (2017) Breastfeeding Diet 101-What to eat while breastfeeding.