¿Cómo producir serotonina naturalmente?

La felicidad ha sido uno de los enigmas más interesantes a interpretar a través de la historia del comportamiento humano. Muchos buscan ferozmente su sensación, o extrañamente sabotean su camino. A pesar de sus diferentes puntos de vista, la sensación de felicidad existe ya sea por razones orgánicas o situaciones sentimentales que mencionaremos más adelante.

No es nada extraño escuchar a las personas hablar plenamente convencidas de sus fuentes de felicidad. “Lo que me hace feliz es la comida”, “a mí me entusiasma viajar”, “yo me lleno de felicidad al ver a mi esposa”, y así muchos otros casos. En donde las personas incluso pueden temblar o dejar escapar una sonrisa inevitable a la cual terminan llamando felicidad.

Una de las encargadas en provocar esas sensaciones de bienestar o felicidad es la Serotonina “ya que es uno de los neurotransmisores más importantes de los seres humanos; posee una función especialmente relevante en la regulación del humor y el estado de ánimo de las personas” (Gratacós, 2020).

El aumento de la producción de este neurotransmisor se puede realizar de manera natural, y ese desarrollo tiene muchos caminos como: La alimentación, el ejercicio, el sexo, dormir adecuadamente, entre otros.

Trueta,C. y Cercós, M. (2012) indican que “los efectos de la serotonina se hacen evidentes en la regulación de diversos aspectos de la conducta social, la alimentación, el sueño, la atención, la ansiedad, los ritmos circadianos, la conducta sexual, y la generación de patrones motores rítmicos como la locomoción, masticación y respiración, entre muchos otros” (p. 435).

Berta Buey (2021) nos asegura que la mayor producción de serotonina está estrictamente relacionada y procesada en el sistema endocrino. Dicho de otro modo, en la alimentación y su procesamiento. Sin embargo, los caminos directos por la senda de la alimentación los dejaría en manos de otros profesionales con ese enfoque.

Al inicio comentamos sobre “situaciones sentimentales”, éstas pueden promover el aumento o la reducción en la producción de serotonina. Eventos tan dolorosos como la pérdida de un familiar, una ruptura amorosa, un despido o estrés excesivo posiblemente alteran el estado de ánimo en las personas.

“En los humanos, las alteraciones en el sistema serotonérgico están relacionadas con trastornos conductuales y neurológicos que incluyen los alimenticios, la depresión, la epilepsia, la esquizofrenia, y la ansiedad” (Trueta,C. y Cercós, M. (2012).

Por lo tanto, podríamos considerar 2 caminos básicos en las cuales podríamos aumentar esta felicidad: incrementar el número de “situaciones sentimentales” que estimulan la serotonina o trabajar en ese otro grupo que tiende a reducir su desarrollo (pérdidas, estrés, ansiedad, preocupaciones, entre otros).

En el primer caso hay que tener mucho cuidado, ya que las personas tienden a confundir estas sensaciones; y si se encuentran en situaciones difíciles se pueden volver adictas a su “fuente de felicidad” según ellos, ya sea comida, drogas, dependencia de la pareja, exceso de ejercicio, etc.

Una de las metas principales de la terapia en psicología es que la persona aprenda a cuidarse. Éste camino puede ser difícil o abrumador para un paciente, pero con el tiempo y los constantes auto-cuestionamientos se aproxima poco a poco a su deseo. ¿Y qué mayor combustible para la vida que el deseo?

Lograr identificar qué es lo que realmente desea hacer con su vida, o que estudiar, o hábitos incorporar. Sumado a esto el poder evitar situaciones de exposición, estrés, maltrato y abusos, una persona lograría incrementar su estabilidad cognitiva. Esa estabilidad, cuido o salud es la que va promover el aumento de la serotonina, el aumenta de su felicidad.

Una persona podrá hacer ejercicio y llevar una dieta rica para aumentar la serotonina de manera natural. Pero, ¿su salud mental? ¿Todas las emociones y situaciones que arrastra y no ha podido hablar? Es muy común en terapia ver a pacientes entre lágrimas decir “las personas no me conocen, desde afuera me admiran, pero no saben el “caos” que llevo en la cabeza”.

Finalmente, te animamos a trabajar en tu salud mental, ya que es la verdadera fuente de la felicidad.

Referencias

Buey,B. M. (7 de octubre 2021). ¿Cuán importante es la serotonina en nuestra vida diaria? – Más allá de la hormona de la felicidad. Society of Spanish Researchers in the United Kindom. Recuperado de: https://sruk.org.uk/es/cuan-importante-es-la-serotonina-en-nuestra-vida-diaria-mas-alla-de-la-hormona-de-la-felicidad/

Gratacós, M. (26 de marzo de 2020). Serotonina: función, producción, estructura. Lifeder. Recuperado de https://www.lifeder.com/serotonina/

Trueta,C. y Cercós, M. (2012). Regulación de la liberación de serotonina en distintos compartimientos neuronales. Salud Mental (35). 435-443

Fuente: Lic. Marlon Jesús Castillo Ulate