La restricción al contacto social debido a la pandemia puede llevar a un paciente de Alzheimer a la ansiedad e incertidumbre. Para muchos de ellos la rutina a la cual estaban habituados ha cambiado y esto muchas veces les puede ser difícil de entender.

Hemos decidido brindar unas recomendaciones a seguir en casa para evitar la desorientación e incluso alteración en el humor:

  1. Establecer o mantener rutinas

Tratar de que el usuario realice estas actividades ojalá a la misma hora
Levantarse, comer, cenar, higiene etc
Entre estos períodos es importante incluir actividades que entretengan pero que también aporten estimulación cognitiva.

  1. El sentido de Utilidad, juega un papel muy importante en estos usuarios,es

recomendable incorporar  tareas domésticas: Lavar trastos, poner la mesa, doblar ropa, coser, organizar, tender…

  1. La mejor terapia en estos días de confinamiento es la llamada Reminiscencia, aquellas que promueven la evocación de recuerdos y emociones (procurando la evocación de aspectos positivos) pueden ayudar a compartir momentos agradables de conexión afectiva con el Adulto.

Apoyarse de imágenes, fotografías, su música preferida, objetos con valor sentimental, aromas e inclusive sabores.

  1. No podemos dejar de lado la acividad física, realizar ejercicios suaves pero regulares como estiramientos, baile, movilidad de las articulaciones, incorporando también algo de fuerza y tonificación.

Con el fin de mantenerlos orientados es importante que durante el atardecer mantener una buena iluminación en casa, esto evitará que se pongan nerviosos, en caso de que la luz no pueda suficiente ofrezcale actividades que lo distraigan pero que al mismo tiempo sea la introducción para la hora de acostarse.

Kimberly Edwards C.
Terapeuta del Lenguaje y Voz
Especialista en Adulto Mayor con Síndrome Demencial.