¡Abrazar es una sensación super confortante! Y es que abrazamos cuando hay alegría, felicidad, tristeza, miedo, angustia o ansiedad; abrazamos para saludar y despedirnos, para brindar nuestra empatía y amor.

Definitivamente el abrazo es una acción universal que nos brinda beneficios que van más allá que el encuentro cálido con alguien; los abrazos también nos brindan más salud y mejoran nuestra salud mental.

Al abrazar sentimos armonía, plenitud, y una dosis cargada de bienestar para el cuerpo y el alma. Esto sucede porque cuando abrazamos se segrega oxitocina, que es la hormona relacionada al placer, y también se libera serotonina y dopamina (las hormonas encargadas del buen humor).

Como consecuencia positiva, esta bella y simple acción reduce el estrés, la presión arterial y el ritmo cardíaco; mejora el flujo sanguíneo, favorece al sistema inmunológico, estimula la hormona del crecimiento en los niños, disminuye las probabilidades de padecer demencia y aporta sensaciones de seguridad, energía y fortaleza.

Investigaciones científicas han determinado, por ejemplo, que un abrazo de 5 segundos estimula las hormonas antes mencionadas, pero uno de 20 segundos la activa ¡y equivale a un mes de terapia!

Culturalmente, el contacto físico es característico de las personas de América Latina, y no es sorpresa que seamos una sociedad más alegre que otras en el mundo, pero debido a la tecnología y la pandemia nos hemos alejado físicamente de las personas.

Ahora que podemos acercarnos a los demás y sabemos cómo cuidar de nuestra salud, ¡abracemos! ¿Por qué privarnos de un abrazo? Ahora ya conocés todas las ventajas de los “apapachos”.

Por cierto, este sinónimo de la palabra abrazo es una de las palabras más lindas que tenemos en el idioma español y viene de una voz de origen náhuatl que significa “abrazar o acariciar con el alma”.

Este término, especialmente común en México y Centroamérica, refiere a algo que va más allá del contacto físico: el apapacho es cariño, es consuelo, es mimo y es ternura.

Si querés enfermarte menos, sanar más rápido, fortalecer tu sistema inmunológico y mejorar el funcionamiento de tu corazón, ya sabés que hacer: ¡abrazá! Es un pequeño prodigio químico que enriquece tu vida.

Fuentes:

https://lamenteesmaravillosa.com/sabes-actua-la-hormona-los-abrazos/

https://www.cuerpomente.com/psicologia/cerebro/efecto-abrazos-felicidad-oxitocina_4767

https://www.abc.es/bienestar/psicologia-sexo/abci-razones-debes-y-recibir-mas-abrazos-202001210341_noticia.html

https://www.bbc.com/mundo/noticias-america-latina-43701070